martes, 6 de junio de 2017

REDONDO




Yo quiero un amor redondo.
Redondo como una O
y  alargar hasta el infinito la  palabra
AMOOOOOOOOOOOOO…R.
Redondo como una rueda de repuesto,
para que cuando  esté pinchado
pueda seguir su caminar.

Yo quiero un amor redondo.
Redondo como el disco sorpresa
 aquel de Fundador,
para cantar y bailar hasta caer redonda.
Redondo como el ruedo
por el que pasea sus triunfos el torero de turno.

Yo quiero un amor redondo.
Redondo como una noria,
para que nunca se acabe el viaje.
Mondo y lirondo
para que las mentiras no tengan dónde agarrarse,
para que todas, todas, resbalen
y caigan por su propio peso.

Yo quiero un amor redondo.
Redondo como una rosquilla,
y meter el dedo por su agujero
para llenar ese vacío con mi cuerpo.
Redondo como un Donuts,
uno de chocolate negro,
cuanto más negro,
mejor,
y así, 
¡poder comérmelo!


Pintura (en proceso): Antonio. Texto: Edurne